Kawasaki ZZR 1100, Vértigo sobre ruedas

Kawasaki zzr 1100 lateral
Kawasaki zzr 1100 lateral

Como ya es común en nuestra publicación, de vez en cuando, nos gusta traeros alguna prueba de una ya considerada “oldie”. En este caso hemos decidido que sea la mítica  Kawasaki zzr 1100, una deportiva que en su día se presento batiendo el récord de velocidad punta en una motocicleta de calle, récord que por otro lado había desbancado la FZR 1000 de Yamaha a su hermana la zx-10 Tomcat.

Kawasaki como cualquier otro fabricante deseaba superarse creación tras creación, consiguiendo de este modo tener entre sus filas a la deportiva más efectiva de todas y durante varios años lo logro, con esta fantástica Kawasaki zzr 1100.

La Kawasaki zzr 1100 vino para coronarse como la mas rápida del planeta

Kawasaki zzr 1100 frontal
Kawasaki zzr 1100 frontal

Esta nueva zzr 1100 era más estrecha y afilada que su hermana la Tomcat, con unos rasgos más esculpidos y detalles como una cúpula bastante más baja, para de este modo conseguir una mayor aerodinámica a costa de una menor protección para el piloto, pero ya hemos comentado cuales eran las intenciones de la casa de “las verdes” y para ello lo primero que había que hacer era una dieta aerodinámica y estilizar aun más la figura de su antecesora, aunque el peso era incluso un poco mayor en esta Kawasaki zzr 1100.

Respecto al motor se incremento la cilindrada desde los 997 c/c hasta los 1052 c/c de esta nueva zzr 1100. De este modo se conseguían en torno a los 15 cv mas, para llegar hasta unos cercanos 150 cv a 10500 rpm, todo ello gracias también, en parte, a su renovada culata de 16v conjunta a una nueva batería de carburadores de 40 mm firmados por la prestigiosa marca Mikuni. Si a esto le unimos el nuevo y elaborado sistema Ram-Air, teníamos ante nosotros una bestia de comer kilómetros a velocidades de vértigo, algo por otro lado casi imposible de realizar en los tiempos en los que vivimos.

Kawasaki zzr 1100
Kawasaki zzr 1100

Con un motor de 150 cv y una postura no muy inclinada las distancias en esta zzr 1100 eran meramente anecdoticas

Esta Kawasaki zzr 1100 mas allá de venir para competir en los circuitos, si que lo hizo para ser la reina de las autovías y autopistas de nuestro país y como no podía ser de otra manera lo consiguió. Con una postura de conducción poco forzada y no demasiado cargada se podían hacer rutas interminables a sus mandos a velocidades que hoy en día son equivalentes a meses de cárcel.

Con un doble disco de 310 mm en su parte delantera la frenada estaba asegurada sin poner en riesgo la integridad del piloto cuando deseara desacelerar a la bestia vestida de ninja. Además su chasis perimetral de doble viga de aluminio, unido a unos neumáticos calzados en llanta de 17 pulgadas de medidas 120/70 en su rueda delantera y 170/60 en la trasera garantizaban la estabilidad y rigidez suficientes y necesarias para exprimir el máximo de  su estratosférico motor.

Con la línea roja a 10500 rpm este nuevo motor era capaz de entregar la nada despreciable cifra de par  11,5 kg/m a 8500 rpm. En cuanto a prestaciones reales la zzr 1100 alcanzaba los 275 km/H, con una aceleración de o a 100 km/h en 3,1 s y conseguía recorrer los 1000 m saliendo desde parado en 19,5 s, es decir, casi tres décimas más rápida que la Yamaha FZR 1000.

Kawasaki zzr 1100 cuadro de mandos
Kawasaki zzr 1100 cuadro de mandos

con una linea mas afilada y un motor mas potente esta zzr 1100 volvió a ser la reina de las superbikes del momento

Así pues con estas `prestaciones de infarto (incluso hoy en día), la Kawasaki zzr 1100 demostró al mundo que se podía seguir avanzando en todos los aspectos en cuanto a tecnología se refiere en una motocicleta y esta fue el estandarte de la marca japonesa hasta el año 1993 aproximadamente.

Hoy por hoy es bastante difícil encontrar una unidad que no esté muy cargada de kilómetros, porque precisamente para ese fin mayoritariamente la compraban sus propietarios, pero que ese no sea un argumento para descartar su compra. Si la moto está bien cuidada y su actual propietario nos puede demostrar su mantenimiento, es una moto que aun a día de hoy nos sacara más de una sonrisa cuando giremos con alegría el puño derecho del gas.