Ducati 916 la belleza hecha moto

Ducati 916 primera serie
Ducati 916 primera serie

Hoy amigos de Tierramotor os traemos hasta nuestra página una de las deportivas más determinantes en cuanto a diseño y componentes que se han fabricado nunca. ¿y por que decimos esto?…bueno, esta Ducati es considerada por muchos, como la moto más bella que se a fabricado hasta ahora y en parte coincido en ello.

Presentada en el salón de Milán de 1993, aunque su comercialización fue a partir del año 1995, vino para substituir a la incombustible “serie 8” de Ducati que en su última evolución rendía 888 c/c. Así pues, se subió la cilindrada hasta los 916 c/c y se creó esta obra de arte gracias al maestro Massimo Tamburini.

La Ducati 916 marco el inicio de una nueva era en cuanto a soluciones técnicas y estéticas en el mundo de las dos ruedas

Ducati 916/996 cuadro de mandos
Ducati 916/996 cuadro de mandos

Una Ducati 916 es mucho más que una moto. Es el signo del cambio en el concepto de fabricación de las deportivas, trayendo elementos  que a la postre se han convertido en comunes en casi todas las R del mercado. Ejemplo de ello son sus dos salidas de escape por la parte de abajo del colín (solo visto antes en la Honda Nr), el amortiguador de dirección colocado entre el depósito y la tija, horquilla invertida de gran diámetro etc.…

Si ya nos salimos de lo que meramente concierne a mecánica, esta 916 destaca por esa estética tan afilada, estrecha y radical. Con su doble faro afilado al igual que sus espejos retrovisores y su estrecha cúpula, lo que nos hace presagiar que estamos ante una verdadera y radical deportiva, venida directamente de las carreras de superbike donde el gran Carl Fogarty la hizo campeona en varias ocasiones.

Ducati 916 version especial Senna
Ducati 916 version especial Senna

Esta Ducati 916 es una moto que sin duda despierta ese sentimiento de amor-odio incontrolable. Son tantos su fans como detractores y es que empezando por su configuración mecánica un bloque de 2 cilindros puestos en posición L y 916 cc y siguiendo por su extrema puesta a punto hacen de esta italiana una moto difícil de conquistar  y que nada tiene que ver con una japonesa al uso de su misma categoría.

Con una configuración mecánica totalmente distinta a las japonesas mas racing, la 916 consigue ser la reina donde mejor brilla: los circuitos

Su sonido Ducati con ese “traqueteo” tan característico gracias a su motor con sistema desmodronomico o su duro tacto general, no pondrán para nada fácil el poderla llevar al límite. Es una moto por y para los circuitos aunque se pueda conducir por la calle, pero tanto su posición de conducción, como cerrada geometría te hace dirimir cuales son las intenciones de la 916.

Ya metidos en faena con ella te das cuenta que no brilla por su “tirón” o prestaciones estratosféricas….no. Esta Ducati es otra cosa. Su esencia más pura reside en su rigidez, estabilidad, paso por curva, el poder de tracción de su motor desde abajo y calidad de componentes. En este campo en la número uno y hoy 23 años después, sí has leído bien, sigue teniendo la misma vigencia y siendo una obra maestra en su campo de batalla: él circuito.

Ducati 996 version SPS
Ducati 996 version SPS

De nuevo parada junto a la acera, podemos deleitarnos en los detalles de esta “oldie” con su espectacular chasis multitubular de acero, su horquilla invertida firmada por Showa o su precioso basculante monobrazo, detalles que no dejan indiferentes al que se considera un buen amante del mundo de las dos ruedas y que de poder hacer una gran colección de motos tendría sin ningún lugar a dudas una 916 entre sus más preciadas joyas.

Las siguientes evoluciones de esta mágica italiana consiguieron aun si cabe, mejorar las prestaciones y sensaciones ya conseguidas por la 916

Después llegaron las 996 y 998 que prácticamente eran la misma moto estéticamente aunque con una mayor cilindrada y por ende, potencia. Además se mejoraron componentes de la parte ciclo como frenos o suspensiones que en sus últimas ediciones fue firmado por Ohlins. También se incorporo el sistema Testastretta en su motor, piezas de carbono en su carenado o materiales como el magnesio para sus espectaculares llantas Marchesini de cinco palos.

Ducati 916/996 salida de escape
Ducati 916/996 salida de escape

Hoy día hacerse con una de estas Ducati no es difícil a priori, aunque siempre hay que llevar mil ojos con lo que se compra. La mayoría de ellas han sido usadas para lo que mejor se les da, él circuito y si no han llevado un mantenimiento exhaustivo pueden ser un gran pozo sin fondo que pueden llevar de la pasión al odio en muy poco tiempo.

Si encuentras alguna que si haya estado mimada y decides comprarla, estarás adquiriendo una de las motocicletas más bellas jamás construidas, además de un trocito de la historia viva de la motocicleta.