Recomendaciones para el buen mantenimiento del coche. Parte 1

Aparte del mantenimiento que se puede realizar en el día a día, del que hablé en mi última entrada, existe otro, mucho más conocido, que es el que más se suele realizar, si bien supone un desembolso económico mayor.

Mantenimiento 2

Este mantenimiento comprende la sustitución periódica de los elementos y líquidos del motor. Principalmente se debe seguir lo estipulado por el fabricante. Pero para quien no se sienta tranquilo o no tenga muy claro cuándo hacerlo, lo resumo a continuación:

  • El aceite: Es el líquido más importante del motor, el que evita el roce de las piezas y su sobrecalentamiento y en el que no se debe escatimar. Su cambio se recomienda cada 15000 kilómetros o un año, aunque el coche no se use.
  • Filtros: Se encargan de evitar que las impurezas, ya sean del aire, combustible o aceite; lleguen al motor. El filtro del aceite se cambia junto con éste, y los del aire y combustible cada una ó dos revisiones periódicas (Suele ser cada 40.000km o dos años)
  • Correa de distribución: Se encarga de unir el cigüeñal con los árboles de levas. La avería más probable si no se cambia a tiempo es su rotura, lo que ocasiona un giro libre de estos. Esto lleva a que se doblen las válvulas, rotura de pistones y en general cambio de motor entero o coche al desguace. Se recomienda su cambio a los 120.000km ó cinco años. Si lleva cadena  en lugar de correa no necesita mantenimiento, salvo una revisión visual de los tensores.
  • Amortiguación: La suspensión se encarga de mantener las ruedas en contacto con el suelo. Unos amortiguadores han perdido su eficacia cuando el coche barquea mucho, o cuando bota más de dos veces al pegar un empujón hacia abajo en uno de los parachoques. Esto disminuye la estabilidad, sobre todo ante imprevistos. No tienen mantenimiento estipulado aunque se recomienda cambiarlos alrededor de los 100.000km
  • Ruedas: Son el único elemento que nos sujeta a la carretera por lo que no se debe escatimar en ellas. Si se usan poco o si no se requiere todo su agarre se suelen cristalizar (Se endurecen mucho y la pérdida de agarre es muy imprevisible y brusca), por lo que se recomiendan ruedas blandas para kilometrajes anuales bajos. Su cambio se realiza cuando llegan a los testigos, cuando se cristalizan o cuando se deforman por un largo tiempo en desuso.

Mantenimiento 3

 

  • José Manuel

    Enhorabuena por esta primera parte del mantenimiento oficial.
    Creo que es importante seguir de cerca las recomendaciones del fabricante en cuanto a revisiones, y más si cabe para mantener la garantía.
    ¿Te parece interesante acudir a un taller oficial, o a uno de confianza, aunque sea más caro? ¿O no merece la pena y es preferible ahorrar un poco de dinero e ir a cualquiera?

    • Javier Jiménez Gonzalo

      Los mejores talleres bajo mi punto de vista no son los más baratos, ni siempre los oficiales; son los que te lo explican todo, te enseñan la pieza, buscan la alternativa más barata, no intentan engañarte, no cambian piezas a voleo sino que saben lo que hacen…

      • Felipe

        Eso mismo pienso yo, algunas conocidas cadenas de reparación “low cost” ya sabemos como funcionan…A mi me pasó con las ruedas, unas Michelin (sin rebaja alguna) que estallaron al poco tiempo de instalarlas ya que aparentemente llevaban ya años almacenadas…Por otro lado el trato que dan al cliente y al coche tampoco es precisamente el mejor..
        En esta época de crisis todo el mundo intenta sobrevivir, por lo que es conveniente pedir un presupuesto previo (no firmar “acepto presupuesto” en una hoja en blanco) y evitar solicitar revisiones generales”…

        • Javier Jiménez Gonzalo

          De acuerdo totalmente. Ahora se intenta largar el coche del taller de la forma más barata y desentenderse

  • Roico

    Muy buen artículo Javier. ¿Estas pautas de mantenimiento son las mismas para un diesel y un gasolina? ¿Hay que hacer algo especial en función de la potencia del motor?

    • Javier Jiménez Gonzalo

      Hombre, este artículo está más dirigido a coches normales, del día a día. Creo que cambiaría el precio de las piezas, los intervalos, el hecho de que si es algo exclusivo no todo el mundo sabrá trabajarlo… Los elementos son los mismos, pero más sofosticados; y al soportar más esfuerzos, más delicados, aunque esto depende mucho del motor y concepto de coche

      En un gasolina habría que incluir las bujías y en un diésel con esto bastaría (actualmente en algunos habría que incluir el filtro de partículas y el adBlue)

      De todas maneras, queda la parte 2

  • Pingback: Recomendaciones para el mantenimiento de un coche. Parte 2()