¿Por qué tanta obsesión con el consumo?

Actualmente y en crisis, las familias buscan siempre reducir el gasto en todos los ámbitos, entre los que se encuentra el coche.

Debido a esto, se busca el mínimo consumo y las marcas lo saben, por lo que intentan reducir cada vez más el gasto en combustible y las emisiones, aunque esto no venga dado por la economía.

Por esto se han popularizado los turbodiésel, cada vez más rápidos y parcos en consumo y con pocos problemas de fiabilidad. Pero actualmente, con ese propósito también, se les ha añadido una serie de elementos frágiles y caros de sustituir, o que comprometen el buen funcionamiento de la mecánica, como pueda ser el Start/Stop, que apaga el motor teniendo cada vez menos en cuenta la temperatura o el uso que se le ha estado dando a la mecánica.

Además, en el ámbito de los motores de gasolina, se han reducido las cilindradas y añadido turbos que soplan a mucha presión, con lo que a bajos requerimientos de potencia el consumo es bajo, pero éste se dispara al aumentar el ritmo, y el estrés para el motor también crece.

start stop

La inyección directa también da que hablar, funcionando a unas presiones altísimas, y con la mezcla estratificada y pobre actual, lo que se consigue son muchas partículas nocivas para la salud, un sistema caro en caso de avería y una reducción de consumo de 0,3-0,4 l/100km o muy poco más.

Con eso se ahorra, sí, pero que “se le vaya” un inyector o el Filtro de partículas, o la EGR o el turbo a cualquiera de los dos ciclos de combustión interna, destruye por completo el plan de ahorro. Cuatro inyectores, 1000-1500€ por ahorrar unos 100 o menos euros al año. ¿De verdad merece la pena?

Siguiendo con el diésel, debido a su popularización por el bajo consumo (sin mirar todos los gastos (Diésel, ¿es oro todo lo que reluce?)) su precio ha aumentado revirtiendo en el transporte que utiliza este combustible sí o sí, o en gente que lo utiliza por necesidad. También ha afectado a la contaminación de las ciudades y a la mayor probabilidad de sufrir cáncer o alergias.

consumo coche

Con lo que, respondiendo a la pregunta inicial: Mirando todos los gastos de un coche, cosa que actualmente no se hace, nos daríamos cuenta de que aunque se consuma algo menos por lógica evolución, por reducción de costes y por consumo y emisiones los motores tienen una fiabilidad pequeña. Más que los motores, todos los periféricos que “reducen consumos” aunque también lo hagan reduciendo la fiabilidad. Ya me enteraré de qué sirve ahorrar 0,1l/100km si para eso hay que perder 500/600€ euros en averías, salvo que sea por mayor autonomía, ya que esa diferencia se puede conseguir aumentar sólo con cambiar los hábitos de conducción.

  • Javier Larequi

    Buena entrada, la verdad, es que hay que tener cuidado con todo.

    • Javier Jiménez Gonzalo

      Por supuesto, y más ahora con la crisis y las famas anteriormente recogidas y ya no tan ciertas