Mercedes C 36 AMG, potente elegancia

Hola amigos de Tierramotor. Hoy vamos a hablar de un coche poco visto pero que a nuestro entender, merece dedicarle unas líneas por ser bastante especial y además ser una de las obras de arte que salen retocadas de las instalaciones del preparador AMG.

Para crear este Mercedes, se uso como base a su hermano menor y por aquel entonces tope de gama en la clase, el C 280.El propulsor que se utilizo era el 2.8 de 193 cv y para poder alcanzar la nada despreciable cifra de 280 cv, AMG lo primero que hizo fue agrandar las cotas de su motor y por lo tanto aumentar la cilindrada inicial de 2800 cc hasta los 3600 cc .Así y con diferentes modificaciones, tanto  electrónica como mecánica, el preparador germano llego a la potencia declarada por este C 36.

Mercedes C 36 AMG en accion
Mercedes C 36 AMG en accion

El Mercedes C 36 AMG es un coche deportivo y elegante a la vez

Una vez conseguidos los objetivos a nivel mecánico, se pusieron manos a la obra en el plano dinámico a base de mejorar chasis, suspensiones, frenos, etc.… además de dotarlo de un aspecto mucho más agresivo con un kit especifico de carrocería, llantas firmadas por AMG y unos interiores con pequeños retoques, que le otorgaban un “look” mas racing, pero sin caer en la mediocridad, manteniendo la elegancia y distinción que siempre a distinguido a la marca de la estrella.

Con unos asientos mas deportivos con tapicería de tela a cuadros muy típica de la época o cuero, detalles en aluminio, un cuadro de mando con las iniciales de AMG en su base y un velocímetro tarado a 280 km/h, te hacen denotar que estas ante un vehículo muy especial y poco común. Hay que tener en cuenta que allá por 1995 costaba unos diez millones de las antiguas pesetas, por lo tanto tenía que ser un coche elitista y con una personalidad irrepetible.

Mercedes C 36 AMG bloque motor
Mercedes C 36 AMG bloque motor

El Mercedes C 36 AMG no te dejara indiferente a su paso

Teóricamente venia a competir con los M3 de BMW de 286 cv, pero estos no tardaron en evolucionar a su pupilo y dotarlo de un nuevo motor de 321 cv y seis velocidades. Así que el C36 no intento buscar una confrontación con este. Era un vehículo mas cómodo y familiar, eso si, sin renunciar a unas prestaciones dignas de un deportivo.

El Mercedes C36 AMG solo se vendió con caja de cambios automática de cuatro relaciones, algo la verdad que capaba en cierto modo el poderío de su motor. Una pena que no se hubiese fabricado con cambio manual, pero ya sabemos que en la marca de la estrella, el confort de sus coches para con sus clientes es algo primordial y con esta concepción lo hacia un coche más dulce y dosificable.

Mercedes C 36 AMG interior
Mercedes C 36 AMG interior

Un Mercedes C 36 AMG es un valor seguro a dia de hoy

Si hablamos de prestaciones puras, este Mercedes es capaz de alcanzar los 250 km/h y acelerar en 6,5 segundos, unas cifras nada despreciables en su época sobre todo por el cambio que montaba.

En cuanto a consumos, se podían rondar cifras de entre 9 y 13 litros en conducción normal, hasta por encima de 20 litros si intentábamos exprimir su potencial. Nuevamente el cambio automático lo penaliza en este aspecto.

Mercedes C 36 AMG lateral
Mercedes C 36 AMG lateral

Hoy día es complicado encontrar alguna unidad en nuestro mercado nacional de este Mercedes C 36 AMG, se pueden contar con cuenta gotas. Las pocas que hay están en una cotización media de 7 a 10 mil euros, dependiendo de su estado y el trato que haya tenido. Como siempre recomendamos desde aquí, es aconsejable gastar un pelín mas y comprar un ejemplar que nos de confianza por su aspecto, pero sobre todo por su estado mecánico, puesto que tanto los recambios como piezas de sustitución de AMG no son precisamente baratos. Eso sí, si damos con una buena unidad, disfrutaremos de un coche especial y con un carácter propio, que seguro no defraudara.