Manteniendo un coche fuera del taller

Está extendido el pensamiento de que el trato del coche no altera su vida útil, pero esto no es verdad ya que su mal uso suele traducirse en averías.

Un coche es una máquina, de acuerdo, pero eso no significa que haya que dejarlo de lado, sin preocuparse lo más mínimo de él. Existe un mantenimiento básico, como es cambiar el aceite, líquidos varios, filtros, y demás elementos de desgaste en los que no se debe escatimar al ser fundamentales para el buen funcionamiento del automóvil. Y además hay unos consejos de uso diario que conviene tener en cuenta para que el funcionamiento del vehículo sea óptimo, los cuales expongo a continuación:

coche bien o mal mantenido

  •  Cuando se arranque el coche es recomendable dejarlo al ralentí durante al menos treinta  segundos, o incluso un minuto dependiendo del coche y de su mecánica. Este gesto permite que el aceite tenga tiempo de distribuirse por todos los elementos del motor que necesitan lubricación antes de iniciar la marcha, algo difícil con el aceite frío y, por lo tanto, más viscoso. También ayuda a llegar antes a la temperatura de funcionamiento.
  • No se debe abusar ni de la aceleración ni de las revoluciones máximas de un coche hasta que el motor no haya llegado a su temperatura óptima de funcionamiento. Además, el coche consume bastante más fuera de su temperatura ideal. El uso óptimo en estos momentos es ir en marchas desahogadas para el  coche, sin necesidad de pisar mucho el acelerador ni de subir las revoluciones en demasía, es decir, conduciendo con suavidad.
  • Si vamos con el coche a bajas revoluciones por minuto no es recomendable pisar mucho el acelerador. Esto puede parecer un contrasentido, pero no por haber menos revoluciones siempre hay menos desgaste. Si no se cumple esto, se causa sobreesfuerzo al cigüeñal, a las bielas, al embrague, a la caja de cambios y sobre todo al motor por la siguiente razón: Las bombas de aceite y de agua son solidarias al régimen del motor, por lo cual no tienen capacidad para reducir el calor producido en esa fase ni para lubricar correctamente, y se acumula la carbonilla en el interior del motor.
  • Principalmente si el coche tiene turbo, no se debe apagar inmediatamente después de usarlo. Es conveniente esperar alrededor de un minuto a que la turbina reduzca la velocidad, y a que se enfríe, ésta y el motor en general, ya que si el aceite no se mueve por efecto de la bomba, y se queda estancado en la turbina a más de 600ºC, se carboniza, y al final el turbo se gripa, lo que se traduce en una avería cercana a los 1000 euros.

Después de ver esto se puede deducir que el mantenimiento del coche es igual de importante en el taller que fuera de él, y que no se debe escatimar en ninguno.

  • Miren

    Muy interesante. Estoy totalmente de acuerdo, el coche debemos llevarlo entre las revoluciones a las que se consigue el par máximo y la potencia máxima, que es cuando es más eficiente.
    También coincido en dejar el coche al ralentí un minuto antes de arrancar y de apagar,que es algo que casi nunca hacemos, y alarga mucho la vida del motor.

    • Javier Jiménez Gonzalo

      Lo que hay que hacer es adecuar las revoluciones a la necesidad de aceleración. Acelerar a fondo a 1000 rpm es contraproducente en todos los sentidos, al igual que mantener la velocidad a 4000/6000 rpm en llano. Si quieres aceleración->Régimen de potencia máxima; si quieres consumo, una media entre pisar lo mínimo y bajas revoluciones

  • Felipe

    A mi me parece que hay muchos hábitos comunes que son perjudiciales para el estado del automóvil. Es frecuente ver gente arrancando su coche con pisotones continuos de acelerador llevándolo a altas vueltas o hacer esto mismo en los semáforos. Otra costumbre es acelerar el coche al máximo, viendo el semáforo en rojo y después pegar un pisotón de freno o, en general, llevar una conducción agresiva en la ciudad,llevando a cabo acelerones y frenazos constantes.

    • Javier Jiménez Gonzalo

      Lo de acelerar al arrancar lo he visto mucho. El coche hay que cuidarlo, si no vienen las averías y tal marca es una mierda y sus coches se rompen a la primera; luego abres el motor y ves que llevan chapapote en vez de aceite y sin agua ni refrigerante ni nada, los filtros taponados y la distribución sin cambiar

  • Roico

    Me parecen unas pautas muy lógicas y sencillas de aplicar. Los que tenemos un coche que apenas usamos pero lo guardamos por cariño que mantenimiento deberíamos hacer?

    • Javier Jiménez Gonzalo

      En este caso lo de conducir con suavidad hasta llegar a la temperatura de servicio es aún más importante; también moverlo lo más frecuentemente que se pueda para que las ruedas no se cristalicen ni se deformen y para que las gomas y demás componentes del motor no se degraden por falta de uso. Esto en general, aparte del mantenimiento más típico como puede ser filtros, líquidos y demás con un intervalo de seis meses o un año, ya que dices que se usa poco