El mundo del motor según un entusiasta

Empezaré con una pregunta: ¿Quién no recuerda aquella época en la que los coches estaban constituidos por cuatro ruedas, carrocería y volante? Comparémoslos con los nuevos llenos de pijadas electrónicas que supuestamente ayudan a la conducción.

Obviamente algunas ayudas las considero imprescindibles, a saber: el control de estabilidad, ABS y control de tracción, así como, ya por pura comodidad, la dirección asistida. Sin embargo, me gustaría saber para quién puede resultar algo básico la ayuda al arranque en pendiente o demás chorradas bajo mi punto de vista, inútiles. Lo próximo será el asistente a la conducción, capaz de hacerlo todo por su cuenta y dejando al conductor que busca esta actividad por placer sin ningún incentivo para comprar un coche.

Puntos de vista sobre el automóvil

Y es que los coches antes eran construidos con más mimo por el detalle, pasión o como se quiera llamar que ahora. Tampoco entremos en el “cualquier tiempo pasado fue mejor” ya que los coches actuales es obvio que son más eficientes (mayor aprovechamiento de la potencia y reducción de consumos) y más seguros, tanto activa como pasivamente. Pero nadie negará que era divertido llegar a una cuesta mentalizándose para  el cambio de marcha, la intriga sobre la posibilidad de adelantar o no contando con la poca potencia disponible para la mayoría de los mortales…

Coches nostálgicos. Seat 600

Pero sobre todo, nadie negará que los coches antiguos tienen un encanto que existía porque los coches se conducían, se sentían, todo el mundo sabía cuándo cambiar de marcha, todo el mundo sabía cambiarse el aceite, todo el mundo sabía cómo era su coche y sus reacciones en carretera y en diferentes condiciones.

Ahora no hay “de eso”. En cambio, tenemos un montón de aparatitos inútiles que sólo sirven para alucinar al vecino. Ahora las marchas se usan sólo pensando en consumir poco, los coches son de usar y tirar (incluso por un mantenimiento más caro como la correa de distribución), no se piensa en cómo dura más el coche, en qué compramos realmente, en cómo los gobiernos manipulan a las gentes entre otras cosas para cambiar los coches, para que consuman poco,  para que no se disfrute de ellos.

Coches nostálgicos

Esto es debido a la ignorancia unida a la mente cerrada y nada crítica. Los coches son cómodos, corren, son suaves, consumen poco, son ágiles… pero son extremadamente aburridos debido a la extrema asistencia de la conducción, a la poca conexión coche-conductor. Actualmente nadie sabe cómo se comportará un coche en condiciones límite porque nos inculcan que si no pasamos de 120 nada nos ocurrirá (no es cierto, por si acaso) y porque el ESP se encarga de todo. Ahora no hay diferencia entre un buen conductor y otro no tanto porque los errores se corrigen al instante. Pero toda esta proliferación de ayudas lo que hacen es complicar el coche y aumentar el riesgo de avería. Comparad un mismo modelo de ahora y de los 80. En uno llegaréis perfectos, en el otro desearéis que no se acabe el viaje para sentir en las curvas cómo se adhiere el coche, cómo deja de hacerlo, para averiguar qué pasa si sueltas el acelerador en curva, cómo se reparten los pesos. Eso se notaba, no se nota.

Tecnología coche actual

Y hasta aquí una opinión, desde lo más profundo del corazón de un entusiasta de cualquier cosa con motor, que es posible que sea la misma de alguien dentro de 25 años sobre los coches de ahora, o no. Me gustaría contrastar esta opinión con la de nuestros queridos lectores.

  • Fer

    Cuánta nostalgia despierta este artículo!! aquellos coches que los podías conducir y no los videojuegos en que se están convirtiendo. Estoy de acuerdo en que en muchas cosas se ha mejorado, no es cosa de anclarse en los tiempo de Mari Castaña, pero tampoco es cosa de hacernos sentir medio inútiles a los conductores dándonos todo casi hecho, de momento, sujetamos el volante, lo próximo, como dices no será ni eso con tanto asistente. Y mientras nos llenan la cabeza con los ahorros de combustible, que está bien, sin duda, nos vacían el bolsillo con la menor durabilidad de los coches, obsolescencia programada le llaman, en cuando empieza a fallar cualquiera de las novísimas pijadas incorporadas, tenemos que pensar en volver a estrenar coche nuevo y el ahorro en combustible conseguido en el poco tiempo que nos ha durado se nos va en suspiro y seguimos amontonando chatarra en los desguaces. Me he venido arriba leyendo el artículo y no he podido reprimirme, muchas gracias por esta publicación, me he sentido muy identificado

    • Javier Jiménez Gonzalo

      Claro. Eso es lo que quiero despertar. Nostalgia y un poco de crítica hacia las constantes chorradas de ayuda a la conducción actuales, que parece que conduce el coche y no nosotros. Y no solo esto, la reducción compulsiva de 0,1 litros a los cien para ahorrar, para los que se utilizan 4000 chorradas que sólo sirven para romperse (p ej: start&stop)

      Me alegra que te gustase

  • Roico

    Olé, olé y olé. Magnifico Javier. Yo aún recuerdo con emoción las reacciones violentas y salvajes del coche de mi padre. Un Alfa Romeo Gulietta 2.0 tracción trasera con más de 130 cv (año 1980). Recuerdo que por motivos laborales íbamos a menudo a Irún….vaya pasada subir el puerto de Velate con aquel coche adelantando a los camiones Pegaso a toda …Me has removido hasta el poso más antiguo!!!! Sabes lo mejor de todo? Cuando yo me compré mi primer coche con algo de potencia le comenté a mi padre que mi nuevo coche iba a tener muchos caballos pero también ABS, AWD, 4WS…y sabes que me contestó?

    – Para que te compras un cochazo con tantas cosas, no te atreves a llevarlo tu solo? De verdad, necesitas todo eso?. Por un lado me alegro porque irás más seguro pero por otro me da pena porque …- Y se calló.
    En seguida me dí cuenta que era la de padre su mayor y mejor faceta.
    Me encanta tu artículo. Se lo he leído a un amigo que tuvo un Clio Williams en 1993. Lo que transmitía ese coche!!!! Y sabes que me ha dicho?
    – Joder, ahora tengo un Range Rover y disfruto más oyendo la música que conduciendo.
    Querido Javier, seguiría llorando anécdotas pero la realidad es que conforme creces tienes otras prioridades y buscas un coche cargado de confort, fiabilidad y seguridad pero….gracias por haberme ayudado a quitar unos cuantos años de encima. Sigue así.

    • Javier Jiménez Gonzalo

      No puedo estar más de acuerdo ni más satisfecho conmigo mismo viendo lo que ha conseguido despertar este artículo. Gracias de verdad, me alegro muchísimo de que os haya gustado.

      Tu comentario refleja perfectamente lo que pienso, aunque tampoco quiero una caja de cerillas, sí algo que se conduzca.

  • Maria Gonzalo Lazaro

    javier muchas gracias por el articulo! Es cierto q la cada vez mayor complejidad del coche provoca una diluccion en la relacion coche-conductor. Es decir… Cada vez hace mas “cosas” el coche solo… Estoy segura de que antes de diez años el conductor sera un mero pasajero mas… Mucho mas seguro, pero tambien muuucho mas aburrido!!

    • Javier Jiménez Gonzalo

      Al final a todos los que nos gusta conducir nos van a regalar los simuladores como algo honorario. Espero que lo que dices se alargue. Sinceramente

  • Miren

    Me gusta mucho este
    artículo, porque, aunque no es cierto que cualquier tiempo pasado de los
    coches fuese mejor, siempre tiene ese gustillo de la sencillez, la
    robustez, etc.

    La idea romántica de
    cuidar nosotros mismos de nuestro vehículo es cada vez más complicada por
    la abundancia de componentes electrónicos que se usan en la actualidad,
    y por la necesidad de herramientas específicas para ciertas piezas. Aun
    así, no estaría de más la inclusión de clases de mecánica básica en
    niveles tempranos de educación para poder hacer un mantenimiento
    sencillo, como comprobar niveles, cambiar o reponer ciertos líquidos,
    etc. Esto ya se incluye en el temario del carné de conducción, pero
    sería preferible comenzar un poco antes, no?
    En cuanto a las ayudas a
    la conducción, muchas son desconectables, pero al final pasará como con
    los elevalunas eléctricos o el aire acondicionado, que vendrán de serie
    por obligación y no habrá la posibilidad de tener un vehículo sin ellas,
    salvo que compremos un clásico.

    • José Manuel

      No puedo estar más de acuerdo.
      De hecho, de pequeño me encantaba ayudar a mi tío a enredar en su Simca 1200, limpiar los chiclés del carburador, el filtro del aire, o lo que fuese. Creo que mecánica debería ser una asignatura más, antes que educación para la ciudadanía o badminton…

      • Javier Jiménez Gonzalo

        Por supuesto. De acuerdo con los dos, clases de mecánica y de conducción ayudaríana a evitar más accidentes que los radares y los helicópteros