Diésel. ¿Es oro todo lo que reluce?

Todos, o casi todos, tenemos la convicción del gran ahorro que supone un coche diésel frente a uno movido por gasolina. Pero, ¿esas ventajas son reales en todos los casos?

Es evidente que el precio del gasoil es inferior al de la gasolina, aunque esta diferencia se ha reducido paulatinamente hasta la actualidad. Asimismo, es conocido que el consumo de un motor de ciclo diésel es menor que el de un motor de explosión. Por estos dos motivos, parece claro que la compra de un coche movido por gasóleo debe suponer un ahorro importante.

diesel o gasolina 3

Esto sería así de no tener en cuenta otros muchos factores.

  • Si bien el motor diésel no tiene bujías, hay otros muchos componentes que actualmente lo hacen más delicado que un gasolina, como el turbo, el filtro de partículas, que se atasca con un uso intensivo de ciudad y cuesta alrededor de 2000€, la EGR, los inyectores (que trabajan a muy alta presión)… En el motor de gasolina el mantenimiento en general es más barato, y la probabilidad de avería es menor debido a su inferior complejidad.
  • Otro gasto que hay que tener en cuenta es que el precio del seguro de un coche de gasóleo es más elevado, al igual que el del impuesto de circulación.
  • El funcionamiento óptimo de un coche diésel requiere una temperatura de servicio que se alcanza después que en un motor de gasolina, por lo que su uso se ve penalizado en trayectos cortos. Un motor de gasolina aguanta mejor el trato por ciudad al calentarse antes (también la calefacción calienta antes), y por su modo de funcionamiento del encendido que le hace aguantar mejor los acelerones y paradas repetidas. El uso correcto del diesel supone realizar muchos kilómetros por año, y trayectos largos por carretera o autovía. Si se realizan pocos kilómetros/año, lo más recomendable es la gasolina, y sobre todo si se llevan a cabo por ciudad.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, a la hora de comprar un coche hay que calcular cuándo va a empezar a ser más rentable un motor diésel frente a uno gasolina, porque esto va a ocurrir a largo plazo y necesariamente debe ser durante la vida útil del vehículo. No sirve de nada rentabilizar la inversión en 15 años si vendemos el coche con ocho.

  • Felipe

    Aparentemente el menor coste del gasoil se debe únicamente a su menor carga impositiva sobre la gasolina, pues su fabricación probablemente resulte más costosa. En esta época de sangrado permanente al ciudadano no se cuanto se mantendrá esta política, habida cuenta de que cada vez se consume más este tipo de combustible y pueden justificarlo de forma honrosa diciendo que resulta más contaminante. Por otro lado, están apareciendo motores gasolina cada vez más pequeños (menos de 1 litro), con buenas prestaciones y consumos muy bajos, lo que imagino que provocará que la adquisición de un vehículo diesel deje de estar justificada en un gran número de casos.

    • Javier Jiménez Gonzalo

      El que los motores sean pequeños no mejora el consumo. El turbo de estos motorcillos lo que hace es aumentar la cantidad de aire que entra en un cilindro, o la cilindrada. El consumo disminuye cuando no se usa, pero cuando entra en funcionamiento consume más que el atmosférico que daría la misma potencia sin turbo al ser la mezcla siempre proporcional en los gasolina.(El diésel puede funcionar con sobrepresión). El consumo ha mejorado, pero no del todo por el downsizing. Por otra parte es cierto lo que dices, en cuanto igualen los impuestos los usuarios de diésel se echarán las manos a la cabeza, y su compra estará justificada en cada vez menos casos.

  • José Manuel

    Hubo una época que era muy rentable comprar un coche diésel, porque el gasóleo costaba la mitad que la gasolina. Eso casi pasa ahora con el gasóleo agrícola o el de calefacción, por lo que resulta obvio que es un tema de impuestos. El precio del gasóleo ha ido subiendo a la par que su demanda, y de ese modo constituye una buena fuente de ingresos para el estado.
    En cuanto al funcionamiento, también hace tiempo llevar un coche de gasóleo era como conducir un tractor. Motores de alta cilindrada, ruidosos, toscos… Ahora, una vez en marcha, incluso en ocasiones en parado, resulta difícil sólo por el sonido o las prestaciones diferenciar un tipo de motor del otro.
    En mi caso, no compro diésel por el ahorro, sino que me gusta más la forma de conducir un coche de gasóleo, con más par desde bajas revoluciones. Para quemar gasolina y notar la aceleración, ya uso la moto.

    • Javier Jiménez Gonzalo

      Se ha igualado mucho el tema de la potencia en bajas vueltas. El sonido de tractor sigue siendo inconfundible desde fuera, desde dentro no tanto. En los gustos no me meto.

    • Felipe

      Tengo que decir que coincido en gustos, a igualdad de potencia siempre me parece que corre más un diesel. También influye, supongo, mi manera de conducir…tendente a llevar el coche a bajas revoluciones, aunque ya me han enseñado que no es lo más correcto.

      • Javier Jiménez Gonzalo

        Exacto. Es malo por la falta de refrigeración para el calor que se produce, por el sobreesfuerzo a la caja de cambios, embrague, cigüeñal, bielas y demás, por la mala lubricación a bajas vueltas y por la formación de carbonilla y depósitos. Solo es bueno si no se acelera mucho, si pisas a fondo es muy negativo, y el consumo es mayor que si aceleras menos a más revoluciones

  • Lourdes

    Yo pienso que el diesel tiene menos prestaciones que el de gasolina, por lo general. También tiene un ruido característico desagradable que no tienen los coches de gasolina. Hace unos años era rentable un coche de gasóleo pero actualmente hay muy poca diferencia en el precio del combustible.

    • Javier Jiménez Gonzalo

      Suelen ser menos prestacionales por su mayor peso, pero en marchas largas desde bajas vueltas recuperan más rápido

  • Pingback: ¿Por qué tanta obsesión con el consumo? | Tierramotor()

  • Pingback: car title loan()