Coches emblemáticos, Porsche 911 Turbo

Si la marcha Porsche es reconocida por un modelo en particular este es sin ninguna duda el clásico 911. Es tal la historia de este modelo que sería imposible resumirla en un solo artículo, por lo tanto vamos a ceñirnos a una de sus versiones más prestacionales, el 911 Turbo. A grandes rasgos el Porsche 911 siempre ha sido un vehículo con la misma filosofía, tracción trasera con el motor también situado en este mismo eje, dispone de 2+2 plazas (aunque las traseras son testimoniales) que proporcionan al conductor un coche de grandes prestaciones con una comodidad suficiente para usarlo en el día a día. Todo esto  está envuelto en una bella carrocería coupe que no deja a nadie indiferente, para impulsarlo siempre se ha recurrido a un  potente motor de 6 cilindros bóxer (que permite bajar el centro de gravedad del vehículo).

motor boxer

En la historia del modelo han existido diferentes versiones, tanto a nivel de carrocería (coupe, cabrio y targa) y también en lo referente a las motorizaciones. El primer 911 sobrealimentado que salió al mercado fue el  930  turbo en el año 1974, tras 10 años comercializado el modelo Porsche decidió crear una versión más radical que transmitiese las sensaciones de sus modelos de competición. Este nuevo 911 equipaba un motor de 3 litros con turbocompresor que desarrollaba unos impresionantes 260 cv, a pesar de que sus prestaciones eran buenas su seña de identidad es sin ninguna duda su comportamiento salvaje, es un coche que para llevarlo rápido requiere de manos expertas, su ausencia de ayudas electrónicas acompañado de un turbo nada progresivo y un poco equilibrado reparto entre ejes hacen de su conducción toda una experiencia.

porsche 930

La segunda generación del 911 turbo nació en el año 1977 y  también sobre la carrocería del 930, se puede decir que este nuevo Porsche 911 era una versión mejorada de la versión anterior. A este nuevo modelo se le doto de un equipo de frenos mejorado (similares a los de competición), se suavizo la respuesta del turbo a la vez que su motor alcanzo los 3.3 litros de cubicaje logrando una potencia máxima de 300 cv. Este nuevo 911 Turbo ya lograba sobrepasar los 250 km/h de velocidad máxima alcanzando los 100km/h en apenas 5.4 segundos, todo ello acompañado de una menor exigencia en conducción deportiva. Sus cerca de 14 años en el mercado permitieron que él motor llegase a alcanzar 330cv de potencia, la caja de cambios evolucionase pasando de 4 a 5 relaciones y que se lanzasen al mercado bellas versiones con carrocería cabrio y targa (aunque poco aconsejables por su falta de rigidez).

930 targa y cabrio

La tercera generación se desarrolló sobre la nueva carrocería (964) la cual llevaba apenas tres años en el mercado. En el año 1991 Porsche lanzó al mercado el nuevo Turbo aunque su motor  ya era de sobra conocido, efectivamente de manera inexplicable la marca alemana decidió evolucionar un poco más su veterano motor de 3.3 litros  y montarlo en el modelo. A pesar de que su potencia solo ascendía a 320cv su velocidad máxima aumentaba a 270km/h gracias a una trabajada aerodinámica, su comportamiento también mejoro gracias a unas nuevas llantas de 17 pulgadas y en general un chasis muy mejorado. Cabe destacar que bajo esta carrocería (964) nace por primera vez la denominación turbo S, este modelo no dejaba de ser una evolución del nuevo turbo en el que la potencia aumentaba hasta alcanzar los 381cv y su peso se reducía en casi 200kilos amén de mejorar en general todo el conjunto del coche. Todo esto se traduce en que esta exclusiva versión que alcanza los 290 km/h ahora es un objeto de colección gracias a sus escasas 80 unidades fabricadas.

En el año 1994 el motor del 964 turbo alcanzo los 3.6 litros de cilindrada, a pesar de ser más potente que el antiguo 3.3 esta última evolución debió su poco éxito a la inminente llegada del nuevo 993 turbo el cual eclipsaba todos sus registros.

porsche 964 turbo

Por fin vamos a presentar mi Porsche 911 Turbo preferido, el de la cuarta generación denominado 993. Y no es para menos, su estilizada carrocería oculta un vehículo con una carga tecnológica mucho mayor que sus ancestros, su novedad más importante fue sin duda la introducción de la tracción total que cambio para siempre la conducción de este icónico modelo (haciéndolo más apto para cualquier usuario). Sin embargo esto no quedaba ahí, su motor subido a 408cv entregaba una buena dosis de potencia desde bajas vueltas haciéndolo mucho más útil para el día a día, sin pasar por alto que era mucho ecológico que sus antecesores. Siendo sinceros este nuevo 993 turbo tiene más similitudes con el superdeportivo Porsche 959 que con el antiguo 964 turbo, quedaba claro que se estaba produciendo cambios en la marca a la hora de producir deportivos.

993 turbo

Al igual que en el antiguo 964 la marca saco al mercado el exclusivo 993 turbo S, aunque a diferencia de este modelo sus modificaciones eran menos radicales, no obstante el motor alcanzo los 450cv lo que le permitió ser el primer 911 en alcanzar los 300km/h. Personalmente más impresionante me parece la aceleración 0-100km/h parando el cronometro en unos escasos 4 segundos, un dato que no pudo igualar la anterior versión 996.

turbo s

La quinta generación (996) es definitivamente el punto de inflexión entre los clásicos 911 turbo y la época moderna, basta decir que en esta versión lanzada en el año 2000 por fin se introduce la refrigeración líquida en los motores bóxer. Este nuevo 911 turbo dejo de ser ún pura sangre (para eso ya estaban los radicales 911 GT3), en cambio ofrecía un vehículo muy rápido y suficientemente cómodo para viajar. Sus 420cv de potencia lo lanzaban hasta los 305 km/h y para frenarlo se ofrecía en opción (por primera vez) la posibilidad de montar frenos cerámicos. El cambio de tendencia también afecto a la versión turbo S la cual se limitaba a subir la potencia hasta alcanzar los 450cv y añadir en el equipamiento de serie los frenos cerámicos, el resto del coche era prácticamente igual que el turbo normal restándole así exclusividad. Porsche volvió a comercializar la versión cabrio en esta nueva generación.

996 turbo

La sexta generación denominada 997 salió al mercado en el año 2004, aunque la versión turbo se hizo esperar un par de años. Sin duda la espera mereció la pena, Porsche no se anduvo por las ramas y evoluciono el verano motor de 3.6 litros hasta alcanzar unos sorprendentes 480 cv de potencia, su principal novedad fue la introducción de dos turbos de geometría variable (fue el primer motor a gasolina en montarlos). Estéticamente es más macarra que su antecesor 996 aunque personalmente me gusta mucho más, una gran novedad fue la evolución de la caja de cambio automática (denominada PDK) la cual se permitía el lujo de mejorar los registros de aceleración de la versión manual, nada que ver con la desfasa tiptronic que montaba la generación anterior. Al igual que la generación anterior la tendencia del turbo S no cambio alcanzando 530 cv y una sorprendente relación peso potencia de 3.2kg/cv, aunque esto no impedía ofrecer un amplio equipamiento.

997 turbo

La última generación del 911 turbo ha llegado a finales del año pasado con la intención de convertirse en el mejor Porsche turbo de todos los tiempos, y sin ninguna duda lo ha conseguido. Tras 40 años sorprende la evolución que ha sufrido este modelo, pasando de ser una fiera salvaje a un coche apto para cualquier aficionado a la velocidad. Esta nueva generación gracias a su motor de 3.8 litros de cilindrada sobrepasa la barrera de los 500cv, alcanzando 520 cv en la versión turbo y los 560cv en el exclusivo turbo S, la efectividad queda fuera de toda duda parando el cronometro en menos de 7 minutos 30 segundos en el antiguo trazado de nurburgring. Resulta sorprendente el interés de Porsche en reducir el consumo (monta el sistema start&stop) en un vehículo que cuesta casi 190000 euros en su versión normal, quien quiera el turbo S tendrá que desembolsar la escalofriante cantidad de 224000 euros.

991 turbo s

Como resumen vamos a hacer una breve comparación entre la primera y la última versión del 911 turbo. pincha el link para ver la comparativa

Sin ninguna duda los 40 años de historia de este emblemático turbo da para mucho y simplemente he intentado mostraros a grandes rasgos los datos más importantes de cada generación. Sin embargo los deportivos son coches que se compran con el corazón y de poco sirve la tecnología o las prestaciones que tengan sino te llegan a enamorar. ¿Y cuál es el mejor deportivo? Teóricamente es el que más rápido te permita pasar por una curva aunque yo pienso que es el que más te transmita cuando afrontas esa curva.

generacion turbo

¿Tras ver esta foto con que generación os quedáis?, yo sin duda a falta de probarlos con el 993.

 Fuente | 8000vueltas zeperfs motorpasion